Protege tus fotos y tu privacidad en las redes sociales

Protege tus fotos y tu privacidad en las redes sociales | Entorno Geek

¿Sabías que cuando subes cualquier fotografía o imagen a una red social estás cediendo los derechos de uso a esa red social? Todas las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram…) incluyen una cláusula en sus Términos de Uso. Al registrarnos, tenemos que marcar, obligatoriamente, una casilla en la que se lee algo parecido a “He leído y acepto los Términos de Uso”. La gran mayoría de público la marca y apenas le da importancia. Sin embargo, todos deberíamos realmente leer, entender y aceptar esas condiciones ya que nuestra privacidad está en juego.

Las redes sociales pueden utilizar y vender a terceras empresas tu información personal, tus fotografías y tus publicaciones

En esos Términos de Uso (también conocidos por sus siglas en inglés como TOU –Terms of Use– o TOS –Terms of Service– ), recogen, entre otros, todos los derechos que cedes a estas redes sociales. En los TOS de Facebook, podemos leer el siguiente párrafo:

“Nos concedes permiso para usar tu nombre, foto del perfil, contenido e información en relación con contenido comercial, patrocinado o relacionado (como una marca que te guste) que sirvamos o mejoremos. Esto significa, por ejemplo, que permites que una empresa u otra entidad nos pague por mostrar tu nombre y/o foto del perfil con tu contenido o información sin que recibas ninguna compensación por ello. Si has seleccionado un público específico para tu contenido o información, respetaremos tu elección cuando lo usemos.”

Como podemos leer, todo nuestro contenido puede ser utilizado por Facebook para fines comerciales y ser vendido a terceras empresas. La mayoría de redes sociales incluyen una cláusula similar que les da derecho a vender las bases de datos de todos sus usuarios (o partes de ellas), con toda la información personal y los contenidos publicados por cada usuario a cualquier empresa. Generalmente, esta información la compran las empresas con fines estadísticos (por ejemplo, conocer la edad, sexo, nivel educativo o adquisitivo, ubicación y hábitos de los clientes de su marca). Sin embargo, estos usos no están limitados y podría tener múltiples usos, no todos ellos moralmente lícitos. Sin embargo, ésta práctica es completamente legal ya que hemos sido nosotros quienes hemos autorizado este uso al marcar la casilla de aceptación de los Términos de Uso de la red social al registrarnos.

Instagram incluye esta misma cláusula de forma velada:

No alquilaremos ni venderemos la información que nos proporciones a terceros que no sean Instagram (o el grupo de empresas del que forma parte Instagram) sin tu consentimiento, excepto en los términos estipulados en esta Política. 

Podría parecer que Instagram no utiliza la información para absolutamente nada pero recordemos que Facebook compró Instagram en 2012. Al pertenecer al mismo grupo de empresas puede cederle toda nuestra información incluso sin nuestro consentimiento, como declara expresamente ese párrafo.

Pierdes derechos sobre las fotografías subidas a las redes sociales

Las fotografías e imágenes que subimos a las redes sociales también se ven afectadas por lo explicado en el apartado anterior. Sin embargo, a diferencia de nuestra información personal, las fotografías están sujetas a los derechos de propiedad intelectual, que podrían verse afectados por los Términos de Uso de las redes sociales.

Los TOS de Twitter incluyen dos párrafos seguidos curiosamente contradictorios:

Usted conserva sus derechos sobre cualquier Contenido que envíe, publique o muestre a través de nuestros Servicios. Lo que es suyo, es suyo: usted es el dueño de su Contenido (y de las fotos y vídeos que formen parte del Contenido).

Al enviar, publicar o mostrar Contenido a través de los Servicios, nos otorga una licencia mundial, no exclusiva, libre del pago de derechos (con derecho a sublicencia) para usar, copiar, reproducir, procesar, adaptar. modificar, publicar, transmitir, mostrar y distribuir dicho Contenido en todos y cada uno de los medios de comunicación o métodos de distribución posibles (conocidos ahora o desarrollados con posterioridad). Esta licencia nos autoriza a poner su Contenido a disposición del resto del mundo y a permitir que otros hagan lo mismo. Usted acepta que esta licencia incluye el derecho de Twitter (…) a poner el contenido enviado a través de los Servicios a disposición de otras empresas, organizaciones o personas para la sindicación, emisión, distribución, promoción o publicación de dicho contenido en otros medios y servicios, sujeto a nuestros términos y condiciones para el uso de dicho Contenido. Dichos usos adicionales por parte de Twitter u otras empresas, organizaciones o personas pueden realizarse sin abonarle a usted una compensación con respecto al Contenido que haya enviado, publicado, transmitido o puesto a disposición pública de cualquier otra forma a través de los Servicios.

A pesar de que Twitter nos intenta convencer de que seguimos en posesión de los derechos de autor de los contenidos subidos, el primero al que nos obliga a renunciar es al derecho de exclusividad  de uso sobre nuestro material. De nuevo, Twitter podrá utilizar estos contenidos de cualquier forma e incluso venderlos, sin tener que compensarnos económicamente por ninguno de ellos.

Si bien las fotografías que sube la mayoría de los usuarios a las redes sociales son fotografías personales que no tienen fines comerciales, estos Términos de Uso son preocupantes para diseñadores, fotógrafos, dibujantes o ilustradores, artistas y cualquier otra persona que muestre sus creaciones en las redes sociales

Cómo proteger contenido protegido por la propiedad intelectual

Sólo existen dos formas de proteger tus fotografías en las redes sociales. Si utilizas tus fotografías para fines comerciales y necesitas tener un perfil con visibilidad pública, deberías incluir una marca de agua en tus imágenes. De este modo, estarás cediendo los derechos de la imagen con la marca de agua y no los de la fotografía original. Como las redes sociales se reservan el derecho a editar la imagen, deberás considerar una marca de agua con una forma o posición difícil de editar u ocultar.

Si, por el contrario, no necesitas una visibilidad pública de tu perfil, porque compartes fotografías personales, lo más adecuado es cambiar nuestra configuración de privacidad y marcar que nuestro perfil y/o nuestro contenido sólo pueda ser visible por nuestros amigos o seguidores.

Eso sí, en ambos casos estaremos cediendo los derechos de las imágenes como se ha detallado en el párrafo anterior, sin embargo, estamos limitando el uso que se pueda hacer de él. La única forma de no ceder los derechos de las imágenes subidas a las redes sociales es borrarlos de dichas redes sociales.

Cómo proteger tu información personal

Ya he mencionado que las redes sociales se reservan el derecho a utilizar cualquiera de la información que hayas proporcionado con cualquier fin. Dicho de otra forma, la única forma de proteger tu información personal es no proporcionarla. Ten en cuenta que la fotografía de perfil y de portada, el nombre, la fecha de nacimiento o la edad, la biografía, la web y el nombre de usuario son consideradas “siempre públicas” por las redes sociales. Es decir, las redes sociales y sus usuarios pueden visualizar esta información, utilizarla y compartirla sin tu consentimiento. 

La ubicación desde donde realizamos las publicaciones también se considera pública si la tenemos habilitada. No hay que olvidar que las redes sociales no son las únicas que pueden hacer un uso malintencionado o moralmente ilícito de nuestro contenido. En las redes sociales puede haber personas interesadas en obtener nuestra información. Proteger nuestra información no sólo implica restringir nuestro perfil, sino también controlar y moderar las publicaciones que se realizan:

  • Evita mencionar lugares que frecuentas. Si quieres publicar tu asistencia algún lugar, es mejor que compartas esa publicación cuando ya no estés en ese lugar, de modo que ningún usuario pueda localizarte instantáneamente.
  • No compartas hábitos u horarios. Si lo haces, cualquier usuario de la red social podrá conocer dónde te encuentras en cada momento y utilizar esa información a su antojo.
  • No publiques fotografías en las que aparezca información sensible, como el nombre de la calle en la que vives, los exteriores de tu casa, números de e-mail, tarjetas de crédito o números de teléfono, cuentas bancarias, etc. Evita también mostrar entradas a eventos o billetes de transporte, ya que no sólo pueden ser utilizados para localizarte, sino que también pueden ser cancelados, usurpados o inutilizados con la información que contienen.

Cómo proteger a los menores de edad en las redes sociales

Si bien la mayoría de las redes sociales establecen que hay que ser mayor de 14 años para registrarse, cualquiera puede hacerlo ya que en ningún momento se verifica que la edad de nacimiento sea real. Este es un tema muy sensible que hay que abordar con cuidado.

Es evidente que no se deberían publicar imágenes de ningún menor de 14 años, ni siquiera de forma privada y mucho menos como foto de perfil (recordemos que es siempre pública). Para compartir fotos con familiares únicamente se pueden emplear otros servicios o métodos realmente privados y que, al menos, nos garanticen que no podrán ser visibles de ninguna forma por otros usuarios.

Tampoco se debe publicar información sobre los hábitos, escuelas, estudios o lugares de ocio de los menores. Es importante recordar que muchas veces compartimos este tipo de información sin darnos cuenta: por ejemplo, si en la fotografía aparece el uniforme del colegio, ya que puede ser reconocible por el escudo, es estilo o los colores.

Si lo que queremos es proteger la cuenta de un menor para que no pueda ser visible y tampoco puedan ver contenido sensible o adulto, deberemos ajustar las opciones de privacidad para que las publicaciones sólo puedan ser vistas por los amigos o seguidores y que el perfil no pueda ser visible por otras personas.

No puedes oponerte a estos términos de uso sin eliminar tu cuenta en las redes sociales

Cada cierto tiempo circulan por las redes imágenes y textos como este, extraído de un artículo al respecto en El Mundo:

Protege tus fotos y tu privacidad en las redes sociales | Entorno Geek

Dado que para estar registrados en esa red social hemos tenido que marcar la casilla de “He leído y acepto los Términos de Uso”, hemos aceptado suscribir esos Términos de Uso, sin condiciones. Y, como marcando esa casilla declaramos haberlos leído, deberíamos haber leído el uso que se hace de nuestros datos y saber que la única forma de evitar que Facebook o la red social en cuestión los utilice, es borrarlos de la red social.

Conclusiones

Aprende a configurar las redes sociales para que tu contenido sea más privado. Visita la página de ajustes de tu perfil y revisa cuidadosamente toda la información que estás compartiendo de forma pública y, la que consideres sensible, configúrala para que sea privada. Esta es la única forma de que proteger tus publicaciones y tu privacidad. Limita la información que compartes y, cuando acudas a cualquier lugar, no lo relates en las redes sociales hasta que te hayas marchado. No compartas nunca ningún tipo de información con desconocidos o de forma pública si no es realmente necesario y, por supuesto, nunca compartas información o imágenes de menores sin el consentimiento y conocimiento de sus padres o tutores legales. Si crees que alguna foto podría utilizarse malintencionadamente por la propia red social o por otros usuarios, no la compartas de ningún modo.

Como último consejo y conclusión: lee los Términos de Uso de las redes sociales, páginas web o plataformas en las que estés registrado para saber exactamente qué información y contenidos son utilizados y/o vendidos a terceros y cómo protegerla.

Y tú ¿qué opinas sobre los Términos de Uso de las redes sociales? ¿Compartes demasiada información en las redes sociales? ¡Espero que esta publicación te haya sido de utilidad!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest