La mala ortografía perjudica tu posicionamiento SEO

La mala ortografía no sólo afecta a la imagen de tu marca, sino que también afecta negativamente a tu posicionamiento SEO. Apenas se habla de este aspecto en los blogs de referencia. Éste es uno de los secretos del posicionamiento SEO exitoso.

Para analizar cómo influye la mala ortografía en nuestro posicionamiento SEO, debemos aclarar antes algunos aspectos imprescindibles:

La importancia de las visitas de calidad

No hay que olvidar que debemos que debemos nuestro posicionamiento, en parte, a las visitas que recibe nuestro sitio web. No se trata de la cantidad de visitas, sino de su calidad. La calidad se mide en función del tiempo que están en nuestro sitio web. Los principales motores de búsqueda consideran como visitas de calidad aquellas que están un tiempo coherente en nuestro sitio web en relación con el contenido. Las visitas de calidad son aquellas que están al menos un minuto en nuestro sitio web. Cualquier tiempo inferior se considera rebote (es decir, el usuario, tras haber entrado en nuestro sitio web, descubre que no es lo que buscaba y se va).

Dicho de otra forma: hay que conseguir retener al visitante en nuestro sitio web durante el máximo tiempo posible. Ésto lo convertirá en una visita de calidad. Recibir visitas regulares de calidad mejorará nuestro posicionamiento SEO de forma progresiva. Por el contrario, los sitios web que reciben muchas visitas pero tienen una gran tasa de rebote, suelen ser relegados por los principales buscadores a las últimas páginas.

Retener al visitante en nuestro sitio web

Existen diferentes técnicas y estrategias para retener a los visitantes en nuestro sitio web. Uno muy frecuente y que está empezando a ser penalizado por Google son los pop-ups que aparecen al acceder o salir de una página de nuestro sitio web. Por ejemplo, aquellos que se abren nada más cargar la página y nos solicitan seguir a la marca en las redes sociales o suscribirnos al newsletter. O aquellos que aparecen al intentar cerrar una ventana, preguntándonos si estamos seguros de querer abandonar el sitio web. Dado que en muchas ocasiones éstos pop-ups no podían ser cerrados hasta haber transcurrido unos segundos, Google ha decidido penalizar todos estos sitios web.

Las prácticas honestas, como sugerir contenido relacionado u ofrecer contenido interactivo, son gratamente apreciadas por los principales motores de búsqueda. El contenido interactivo no sólo es beneficioso para nuestro posicionamiento SEO. También para atraer visitas a nuestro sitio web, de usuarios que deseen probar esta característica. Por ejemplo, una buena estrategia de posicionamiento SEO para un bufete de abogados, sería incluir una calculadora de salario. De modo que los usuarios utilizarán esta funcionalidad para comprobar si están cobrando (o van a cobrar) un salario conveniente. Y, aquellos usuarios que descubran que están cobrando menos de lo que deberían, podrán contar con los servicios de los abogados responsables del sitio web. Genial, ¿verdad?

Cada empresa y cada marca es diferente y hay que encontrar la estrategia más adecuada para cada una, si bien es cierto que en muchas ocasiones no es posible crear un contenido interactivo relacionado que realmente resulte novedoso o útil para nuestras visitas. De ahí la importancia de crear contenido no interactivo (como entradas de un blog) que sean realmente interesantes y que retengan a los visitantes en nuestro sitio web.

La importancia de la buena ortografía

Como ya he comentado anteriormente, la mala ortografía afecta a la imagen de tu marca. Que su repercusión sea mayor o menor depende del tipo de negocio. Las webs de negocios populares, pequeñas empresas y tiendas locales no sufren una gran repercusión. Sin embargo, la mala ortografía en las páginas webs de profesiones especializadas o de grandes empresas tiene una repercusión muy negativa.

Las faltas de ortografía, de tildes,  de estilo o de coherencia de las frases transmiten una imagen poco seria de la marca o empresa. Es poco probable que los visitantes realicen compras en este tipo de páginas web. Además, los lectores del blog lo abandonarán si encuentran múltiples fallos.

Evidentemente algún error puntual es comprensible. Pero un gran número de ellos nos hará perder visitas de calidad. Por ello debemos intentar escribir de la forma más correcta posible. No se trata de redactar como Cervantes, sino utilizar correctamente la lengua de Cervantes.

Consejos

No es necesario conocer al dedillo la gramática castellana para optar a un buen posicionamiento. Siguiendo estos sencillos consejos puedes mejorar la ortografía de tu sitio web y su posicionamiento SEO.

  • Revisa tus textos con un corrector ortográfico. Algunos programas, como Word lo incluyen. Por ello es recomendable redactar nuestros artículos en este programa y corregirlos antes de publicarlos en nuestro blog.
  • Si contratas a una agencia de marketing on-line que publicará en tu blog, revisa periódicamente las entradas. Contacta con ellos si encuentras varios errores y pídeles que corrijan las entradas antes de publicarlas. Si aún así continúan apareciendo errores en tus publicaciones, deberías considerar que el personal de esa agencia no está del todo cualificado.
  • Pide a tus amigos y familiares que lean las entradas antes de publicarlas. Ellos te podrán corregir e incluso valorar tus publicaciones en cuanto a calidad, claridad y relevancia. ¿Quién mejor que visitantes de confianza para saber cómo entenderán las publicaciones nuestros visitantes reales?
  • Pide referencias de los profesionales que contrates. Ésta es una práctica bastante común para encontrar especialistas en SEO y el principal motivo por el cual todos nosotros tenemos un blog: para demostrar lo que hacemos y cómo lo hacemos.

¿Crees que el posicionamiento de tu marca necesita mejorar en este aspecto? ¿Crees que puedes mejorarlo? ¡Te animo a que me cuentes tu experiencia y cómo ha mejorado tu posicionamiento SEO gracias a estos consejos!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest