Más y mejor protección de los datos personales en Europa

A partir de mayo de 2018 nuestros datos personales estarán más protegidos gracias al nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos. Esta ley empodera a los usuarios y limita el uso de los datos personales por parte de las empresas.

Esta ley fue aprobada en mayo de 2016, pero establecía un periodo de 2 años hasta su entrada en vigencia. Su objetivo es reforzar la privacidad y seguridad en internet de nuestros datos personales, especialmente los de los menores de edad.

Los usuarios podrán proteger su privacidad en internet

Cuando esta ley entre en vigor, las empresas europeas deberán contar con un representante en cada estado de la Unión en el que realicen tratamiento de datos de usuarios. A él podrán acudir los usuarios que deseen ejercer sus derechos. Hasta ahora, este trámite suponía un largo proceso. Con esta nueva Ley de Protección de Datos personales se facilita el ejercicio de los derechos de los usuarios.

Además, los usuarios podrán solicitar a los motores de búsqueda (Google, Bing, Yahoo…) que retiren enlaces hacia informaciones propias que sean falsas, obsoletas, difamatorias, incompletas, irrelevantes, carentes de interés público o perjudiciales. Esto implica que los usuarios podrán controlar qué información personal aparece listada públicamente. Los usuarios podremos, por ejemplo, evitar que los buscadores muestren críticas o difamaciones hacia nuestra persona, información sobre nuestro pasado o incluso artículos de medios de prensa en los que apareciésemos citados. Eso sí, siempre que esa información cumpla con los requisitos para ser retirada.

Se refuerza el “derecho al olvido”

Los herederos de personas fallecidas podrán ejercer los derechos sobre los datos personales del difunto. Podrán retirar cualquier enlace en los listados de búsquedas en las que aparezca la persona fallecida. También podrán solicitar que las empresas que cuenten con datos personales del fallecido retiren dicha información.

Los principales buscadores han habilitado formularios para ejercer el “derecho al olvido”.Eso sí, la Agencia Española de Protección de Datos establece que se debe valorar cada caso individualmente. Esto significa que no se garantiza que se vaya a eliminar dichos enlaces o informaciones. En el formulario de retirada de enlaces de Google podemos leer que: “Google buscará un equilibrio entre los derechos de privacidad de los usuarios y el derecho del público a conocer y distribuir información”.

En el caso de los menores, podrán ser ellos o sus tutores legales quienes ejerzan este derecho. Se pretende así garantizar la privacidad y seguridad en internet de los más vulnerables.

Enlaces de interés (formularios de retirada de enlaces)

La privacidad en internet de los menores de edad

Este nuevo reglamento también obliga a las empresas a mostrar un aviso de privacidad en un lenguaje que los niños puedan entender. La edad mínima para prestar consentimiento del tratamiento de los datos, según la Ley de Protección de Datos española, se establece en los 14 años. Hasta esa edad, los menores deberán contar con la autorización de sus padres o tutores legales. 

Consentimiento de tratamiento de datos personales: libre, informado, específico e inequívoco.

Este Reglamento Europeo establece que los usuarios deberán estar claramente informados del uso que se va a hacer de sus datos y que sean ellos quienes acepten, libremente, el tratamiento de sus datos. Esto implica, entre otras cosas, que dejaremos de ver mensajes del tipo “Al registrarte aceptas los términos y condiciones”. Se elimina, por tanto, el conocido como “consentimiento tácito”.

Los datos especialmente sensibles deberán contar con una protección especial y los usuarios deberán conocer explícitamente qué uso se hará de ellos. Este es uno de los mayores cambios que incorpora esta ley de protección de datos personales. La mayoría de plataformas, como Change.org (cuyas prácticas podrían estar en el límite de la vulneración de privacidad) o Facebook (que ya fue multado por la AEPD) deberán realizar grandes cambios en sus políticas y métodos de recogida de datos.

El negocio de los datos personales de usuarios

La privacidad en internet se ha convertido en un negocio millonario. Hasta ahora se ha detectado que una gran cantidad de empresas recopilan información de sus usuarios. En muchos casos, no se informa al usuario del uso que se hará de ella. Algunas empresas utilizan un lenguaje confuso y poco claro. Estas prácticas, que vulneran la privacidad en internet de los usuarios, generan grandes beneficios económicos. Las bases de datos son de interés para grandes compañías.

Esta nueva Ley de Protección de Datos pretende evitar este tipo de negocios. Sin embargo, está por ver aún su aplicación real. Las grandes compañías que recopilan datos de millones de usuarios (Facebook, Instagram, Twitter) serán las más afectadas. Las redes sociales ofrecen cierta información personal de sus usuarios a los anunciantes, quienes podrían ser los primeros afectados.

Por otra parte, también han surgido agencias especializadas en retirar enlaces o información de internet y abogados especializados en la protección de datos personales. La seguridad y privacida en internet es, sin duda, una gran preocupación social que ha creado un nuevo y suculento negocio. Eso sí, el mal uso de los datos personales conlleva graves consecuencias legales cuyos daños pueden ser difícilmente reparables.

¿Crees que se vulnera la privacidad en internet? ¿Aceptarías unirte a una red social si, durante el registro, te informasen de que todos tus datos personales van a ser mostrados a terceras empresas?

Deja un comentario

Pin It on Pinterest