Protégete de los timos y estafas en las redes sociales

Timos y estafas en las redes sociales | Entorno Geek

Las redes sociales no paran de crecer y ganar nuevos adeptos y también crecen las cifras de las estafas que se producen en ellas. Cada vez estos timos están mejor realizados y, en muchos casos, el usuario no sospecha que ha sido estafado o que hacía clic en enlaces peligrosos. Te explico los timos y estafas más comunes y cómo protegerte de todas ellas. 

Gafas Ray-ban con descuentos del 60%

Han proliferado en las redes sociales imágenes como la siguiente. Parece que se trata de una página web normal, el outlet de Ray-ban… pero no es así. Sólo con buscar “Ray-ban” en Google podremos descubrir que la única página oficial es www.ray-ban.com. Al acceder a la página web que aparecía en ese falso anuncio, se le descarga al usuario un virus. Éste infecta el navegador del usuario para acceder y recopilar todos sus datos. Este anuncio se repite periódicamente con diferentes URL e incluso con diferentes marcas, así que antes de hacer clic en ningún anuncio sospechoso, comprueba que aparezca la URL oficial de la marca.

Estafa Gafas Rayban redes sociales | Entorno Geek

Puedes encontrar un listado con todas las URL falsas de Ray-Ban aquí.

Apple regala cientos de terminales por un defecto en las cajas

Si el terminal cuesta cientos de euros, ninguna a empresa los va a regalar sólo porque tengan un defecto en las cajas. Este tipo de estafa pretende captar a los usuarios más ingenuos para redirigirlos a un formulario para que, supuestamente, rellenen sus datos y se les envíe el producto gratis… nada más lejos de la realidad. Mediante estos formularios, recopilan información de millones de usuarios. Esta información se vende, posteriormente, al mejor postor, que podrá utilizarla a su antojo.

Sorteos de tarjetas de regalo de Zara, El Corte Inglés, Fnac…

En este caso sucede exactamente lo mismo que en el caso anterior. Se nos pide que vayamos a una URL (que es parecida a la de la marca original, pero nada tiene que ver con la marca oficial), donde debemos rellenar un formulario para participar en el supuesto concurso. Aunque sí que hay marcas que realizan este tipo de estrategias de marketing, debemos de ser cautos y consultar siempre si es la web oficial y, si tenemos dudas, consultar en Twitter a la marca oficial. 

Te llega un mensaje privado de un desconocido que te pregunta “¿te acuerdas de mi?”

De repente te llega un mensaje privado de un usuario al que no conoces. Parece un usuario real, ya que aparecen fotografías personales en su perfil social e interacciona con otros usuarios. Incluso aparece su ubicación, su trabajo o incluso su situación sentimental. La reacción natural es preguntarle a ese usuario de qué te conoce, pero ahí es cuando comienza todo. El estafador recopila datos de nuestro perfil para inventarse haber estado en algún evento, festival o cumpleaños al que nosotros hemos ido y sugerir que le hemos conocido allí. Cuando consigue convencer al usuario de haberle conocido, comienza a formular preguntas aparentemente inocentes cómo “¿Sigues trabajando en el mismo sitio?” o “¿Te has comprado un coche nuevo?”. Recordemos que estos estafadores analizan la información pública compartida por la víctima para continuar con la conversación y ganarse su confianza. Por ejemplo, si el usuario ha compartido en redes sociales el fallecimiento de algún familiar o amigo cercano, el estafador podría utilizar ese hecho para empatizar con la víctima, incluso llegando a asegurar que él también conocía al difunto. De esta forma consiguen saber la situación actual de la víctima, la ubicación e incluso la situación económica de la misma.

Este tipo de estafas puede tener diferentes intencionalidades. El perfil desde el que habla el estafador no es una cuenta falsa, sino una cuenta hackeada. De este modo el estafador es completamente anónimo para su víctima. En la mayoría de los casos, utilizan toda la información que le proporcione el usuario para decidir si es rentable o no estafarle. En caso afirmativo seguirán mostrando su interés en nosotros hasta pedirle al usuario reunirse o comprarle algo porque “su tarjeta no funciona”. También pueden pedirnos nuestro número de teléfono móvil, del que también intentarán recabar información sobre nosotros.

Timos y estafas en las redes sociales | Entorno Geek

Muchos detectives privados utilizan estas mismas técnicas para conseguir información de sus investigados. Si crees que alguien puede estar espiándote y te haya llegado un mensaje similar a cualquiera de tus redes sociales, debes acudir inmediatamente a las autoridades y denunciarlo.

Alguien que realmente nos conociera nos proporcionaría datos más claros para que le recordásemos. Un mensaje lógico sería “Hola, soy Aída. Nos conocimos el mes pasado en el cumpleaños de Geek, ¿te acuerdas de mí?”. Sin embargo, mensajes tan cortos y tan poco explícitos… se trata de una cuenta falsa. Eso sí, no ignores estos mensajes: bloquéalos para que no puedan acceder a la información que aparece en tu perfil social. También puedes denunciar el perfil a la red social. Si en poco tiempo recibes más mensajes similares desde diferentes cuentas, denúncialo a las autoridades.

Cómo identificar las estafas en las redes sociales

Aunque ya se ha indicado en cada timo cómo detectarlo, cada vez usan más y con técnicas más diversas. Por ello os dejo una lista de los pasos o recomendaciones que debéis de seguir para estar protegidos en todas las redes sociales contra las estafas.

  • Comprueba que el enlace que aparece es el de la marca oficial. Busca en Google la marca para conocer la URL real. Ninguna marca real utilizaría una que no sea la suya propia.
  • Comprueba que la supuesta promoción se comparte desde el perfil oficial y verificado de la marca.
  • Si se trata de un concurso o sorteo, se deben de especificar las bases del concurso (fechas del concurso, requisitos de participación, etc.). Si no figuran, se trata de un concurso o sorteo irregular, ilegal o inexistente.
  • Nunca te fíes de los comentarios positivos que tengan las publicaciones de los falsos concursos. Detrás de todos ellos existe una red de usuarios falsos que, si miras sus perfiles, verás que lo único que hacen en las redes sociales es compartir y comentar estas estafas.
  • Busca siempre esa supuesta promoción en Google. Si existe, encontrarás la página oficial con la promoción. Si no existe, encontrarás información sobre esa estafa de fuentes fiables, como este artículo de la OCU con los bulos más comunes.

Actúa siempre con sentido común y recuerda que nadie regala nada si no es con algún otro interés. Contacta con las marcas oficiales a través de Twitter para preguntarles si esas promociones son reales o no. Ellas estarán encantadas de ayudarte y de denunciar esas estafas en las redes sociales. Y si crees que se está cometiendo algún delito, contacta con las autoridades de inmediato.

Si has sido víctima de alguna estafa similar en las redes sociales, cuéntanoslo para que todos estemos advertidos. Si tienes conocimientos de cualquier otra estafa, déjamelo en un comentario para añadirlo a la lista.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest